RESCATE  DE  SEWELL

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

En agosto de 1977, tuve la oportunidad de visitar Sewell y quedé maravillado, la demolición había empezado, y en el afán por detenerla, inicié una campaña, en los primeros largos y frustrantes años bastante solitaria, realizando múltiples gestiones dentro de mi alcance, y enviando cartas cortas y drásticas a los diarios, que con angustiosa lentitud fue creando consciencia de su enorme valor patrimonial.

 

Ya en los noventa, la comunidad afín al tema patrimonial comenzó a tomar interés creciente y a terciar en el asunto, y en Codelco surge con fuerza una nueva visión y se incorpora plena y protagónicamente en la valoración, el rescate y puesta en uso del casco urbano no demolido, logrando luego la declaratoria de Monumento Nacional justamente a veinte años de la primera solicitud, para que a poco andar se le diera el rango de Monumento de la Humanidad (Superando con creces las expectativas del suscrito)

Ahí esta Sewell, esplendorosa, ruda, contundente, las nuevas generaciones ya no tendrán que recurrir a planos, fotografías y relatos para conocer Sewell ...la que no habría existido. 

Carta petición Monumento Nacional - 1978

            Sr. Enrique campos Menéndez Vicepresidente Ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales Biblioteca Nacional. Presente

De mi consideración:

El motivo de la presente es el de solicitar a usted y por su intermedio al Consejo la consideración del destino de la ciudad de SEWEL, la posibilidad de proteger su conservación declarándola Monumento Histórico, y de evitar, paralelamente, que se siga demoliendo hasta afinar el estudio de esta declaración, solicitando a CODELCO que paralice estos trabajos; dado el daño que en este caso implica al transcurso del tiempo, y a la amable sugerencia de don Juan Eyzaguirre, aunque sin el interés de atrasar otros importantes temas, solicito esta nota sea tratada en la sesión del 8 de marzo de 1978.

Indico en forma puntualizada y sucinta algunos aspectos que, al entender del suscrito, justifican la defensa de este importante patrimonio.

HISTORICOS. Empezó la explotación de minerales cupríferos a principios de este siglo en el lugar, formándose, en una estrecha y escarpada ladera, única defendible sino libre de avalanchas de nieve, lo que es la ciudad de SEWELL, hoy prácticamente abandonada, y que llegó a alejar a unos 15.000 habitantes. Su desarrollo no correspondió a las normas tradicionales, por la rapidez de su ejecución, la permanente incertidumbre de su futuro, el diferente sistema de control institucional, y por los determinantes imperiosos de la ingeniería minera y de su clima y un paisaje desafiantes. Su presencia física, semidesierta, refleja admirablemente un modo de vida abigarrado y muy sui generis en su plenitud, a su vez cercano y muy lejano, se respira allí una atmósfera que trasluce sin vacilaciones lo que debió allí haber sucedido en pocos e intensos años, se expresa la historia cercana en el tiempo de esas gentes, lejana en su forma de vivir.

PAISAJE URBANO. El paisaje urbano de SEWELL ofrece una riqueza admirable, y una originalidad (dada su función tan específica que no es fácil ver repetida en otros rincones del mundo) que merecen su defensa y posterior conservación. Esta SEWELL dominada por la ingeniería minera, desarrollándose entre las más variadas formas y mecanismos, transportes por ascensores verticales o funiculares inclinados, ferrocarriles tortuosos, ductos de agua de madera, instalaciones propias de la elaboración del cobre, entre las que se entremezclan los edificios civiles, vivienda, comercio, escuelas, hospitales, oficinas, escuelas, lugares de esparcimiento. La orografía permite visuales de conjunto, y la presencia de la ciudad entera desde cualquier rincón. Magnifica este paisaje su implantación en medio de un impresionante ámbito andino, que naturalmente tiene un máximo atractivo en la temporada de nieve. El desarrollo urbano tuvo una extraña y especial espontaneidad, siguiendo un pragmatismo racional pocas veces visto.

COSTOS. El contrario de muchos patrimonios nacionales, este no cuesta nada: basta con abandonarlo. Tampoco median en este caso intereses de propietarios particulares.

SITUACION ACTUAL. No viven actualmente más de 1.000 personas, y existe la idea de que abandonen el lugar en breve. Operan, y seguirán operando por algún tiempo, ciertas faenas mineras o industriales, a bajo ritmo, ya que la reciente expansión de la mina se radica en zonas mas bajas. CODELCO está demoliendo algunos edificios por razones más de orden que económicas, pues, por una parte, el transporte de los malogrados materiales provenientes de la demolición no resulta rentable, y, por otra parte, la compañía necesita dar ocupación a personal incapacitado para realizar faenas subterráneas, los que conforman las cuadrilla de demolición y ordenamiento.

POSIBILIDADES FUTURAS. La expansión del mineral a zonas más bajas contempló una carretera que lo une a Rancagua, pemitiendo un transporte rápido y a su vez el traslado de casi todo el personal en la antedicha ciudad, aprovechando su equipamiento, su medio social, y evitando el duro clima cordillerano. Esta carretera, tras un pintoresco recorrido, combinada con el nuevo ferrocarril subterráneo y los ascensores que conducen a SEWELL, derivan en un inesperado y fácil acceso a la ciudad, que contrasta con el tedioso trencito que la unía al valle central durante su vida útil.

EQUIPAMIENTO. Existe en la ciudad o es fácilmente acondicionable un equipamiento muy superior a lo necesario para su real y completo aprovechamiento como patrimonio cultural, lo que incluso ha dado pábulo a planteamientos en el Colegio de Arquitectos de Chile para estudiar la posibilidad de instalar allí entidades de esparcimiento juvenil.

GESTIONES. El suscrito ha planteado la inquietud al presidente del Colegio de Arquitectos de Chile, y al Consejo Regional de Santiago de ese organismo, el primero de los cuales ha tomado cartas en el asunto, al menos en lo relacionado con el esparcimiento juvenil. También ha hecho eco esta iniciativa en el arquitecto Juan Barrientos, Jefe del Departamento de Construcciones Habitacionales de CODELCO, quien manifestó su conformidad en apoyar dentro de su institución solicitudes en el sentido de paralizar los trabajos de demolición.

En relación a los considerandos expuestos, el suscrito solicita a ese Consejo lo que se indica:

a. Que el Consejo estudie la posibilidad de declarar Monumento Nacional a la ciudad de SEWELL. b. Que el Consejo, mientras se realiza este estudio, solicite a CODELCO la suspensión de los trabajos que impliquen la destrucción de entes físicos de esa ciudad.

Saluda a usted muy atentamente,

Anexo 3

Santiago, 23 de Septiembre de 1977.

Arqto. Alberto Collados Baines

5fce17bb5e748.jpg

Santiago, 23 de Septiembre de 1977

 

Señor Director Revista del Domingo, El Mercurio, Presente

Señor Director:

 

No es necesario recorrer grandes distancias ni remontarse a siglos anteriores, para descubrir un lugar muy distinto a cualquiera que se pueda encontrar en el mundo, una ciudad unitaria como pocas, con un carácter preciso y vigoroso, en la que se respira la historia concentrada de unos pocos e intensos años de vida, y en la que se ha creado, determinado por una geografía desafiante y por las exigencias de la ingeniería minera que dominan su estructura, un paisaje urbano riquísimo y hermoso. Me refiero a SEWELL, hoy casi desierta por haber ya cumplido su función, y, al parecer por motivos más de orden que económicos, empezando a ser demolida. Este patrimonio, al contrario de otros, no cuesta nada mantenerlo. Basta con abandonarlo.

Arqto. Alberto Collados Baines Santiago de Chile

carta buena.jpg
carta buena-2.jpg
REVISTA URBANISMO - ESPECIAL SEWELL 2003
Revista-Urbanismo-UCh-Sewell-Junio-2003.jpg
2Revista-Urbanismo-UCh-Sewell-Junio-2003.jpg
3Revista-Urbanismo-UCh-Sewell-Junio-2003.jpg
4Revista-Urbanismo-UCh-Sewell-Junio-2003.jpg
5Revista-Urbanismo-UCh-Sewell-Junio-2003.jpg
6Revista-Urbanismo-UCh-Sewell-Junio-2003.jpg